Sertralina: Otro Fármaco Ototóxico

SERTRALINA: OTRO FÁRMACO OTOTÓXICO

Carlos, residente en Madrid nos envía el correo siguiente:Hola, me gustaría saber si conocen algún psicólogo o psiquiatra en Madrid especializado en tema de acúfenos. Mi mujer está pasando por una crisis muy fuerte por acúfenos después de tomar un medicamento ototóxico. Tiene una depresión muy fuerte y nos gustaría buscar ayuda. Gracias.

Nuestra respuesta:

Le sugerimos que se ponga en contacto con una asociación similar a la nuestra que existe en Madrid: AMAT Asociación Madrileña de Afectados por Tinnitus: madridacufenos@yahoo.es a la que enviamos copia de este correo. Nos consta que están en contacto con una psicóloga que ejerce en Madrid que puede ayudar a su esposa. Vea información sobre AMAT en la revista Apat47 adjunta, página 17 y siguientes.

Mucho le agradeceríamos que nos indique cuál ha sido el fármaco ototóxico que ha causado el problema a su esposa, y cuál ha sido la dosificación prescrita. De todos los testimonios de personas con acúfenos por efecto de fármacos ototóxicos que tenemos referencia, solemos publicar una información para que otras personas estén en guardia ante la prescripción de dicho fármaco.

Información recibida de Carlos:

Muchas gracias. El medicamento fue sertralina. Es un antidrepresivo y sólo tomó media pastilla durante 5 días. El quinto día comenzó el acúfeno y lo dejó. También tiene hiperacusia fuerte.

La sertralina figura en nuestro informe ACÚFENOS Y FÁRMACOS con la indicación de frecuente, lo que significa que el riesgo de contraer acúfenos al tomar este fármaco es elevado. La información procede de la ficha técnica del fármaco. En el Diccionario de Fármacos Jims 11ª Edición no se mencionan los acúfenos como efecto secundario:

Sertralina. Antidepresivo. Actúa inhibiendo la recaptación de serotonina en el SNC. Presenta poca actividad sobre los receptores colinérgicos y nula sobre los receptores adrenérgicos, dopaminérgicos e histaminérgicos. Indicado en el tratamiento de la depresión, en el trastorno obsesivo compulsivo, angustia y en el estrés postraumático. Contraindicado en hipersensibilidad al medicamento, en IH grave, durante la lactancia y en menores de 18 años; y en asociación con fármacos IMAO. En el embarazo, se debe valorar de manera individualizada la relación beneficio/riesgo. Se deberá administrar con precaución en casos de epilepsia inestable, pacientes con cardiopatías y en pacientes con IH o IR. También se recomienda precaución en la combinación con otros fármacos serotoninérgicos por el riesgo de causar un síndrome serotoninérgico. Como efectos secundarios, pueden aparecer vértigos, insomnio, náuseas, temblores, diarreas y disfunción sexual masculina. En algunas ocasiones puede dar lugar a casos de hiponatremia. Administración oral. La dosis habitual es de 50 mg al día con una dosis máxima de 200 mg al día. Se debe ajustar la dosis en ancianos y en pacientes con alteración hepática no grave. Se presenta en comprimidos de 50 y 100 mg y gotas orales de 20 mg/ml.

Una vez más, el médico que prescribió un fármaco antidepresivo, en esta ocasión la sertralina prescrita a la esposa de Carlos, no tuvo en cuenta, o no sabía, que se trata de un fármaco ototóxico cuyo riesgo de ototoxicidad es elevado.