TRATAMIENTO DEL TINNITUS MEDIANTE NEUROESTIMULACIÓN TRANSCRANEAL

Hemos recibido información sobre un centro médico de origen noruego establecido en Gran Canaria, especializado en neurociencias, que cuenta con varios programas de tratamiento entre los que se encuentra el tinnitus. Se trata de DET NORSKE LEGENSENTERET, Calle Alonso Quesada, núm. 6, local 4, 35120 Arguineguín, Gran Canaria, teléfono 928.497.793, correo electrónico: post.norsklegesenter @gmail.com y web www.norsklegesenter.com
Sobre el tratamiento del tinnitus mediante estimulación transcraneal hemos publicado varias informaciones en Apat25 (2011) y en Apat30 (2012), que se referían a las investigaciones y estudios realizados en la Universidad de Jülich en Alemania. Explicamos los resultados de un estudio llevado a cabo en dicha Universidad, y que se había constituido un sociedad para comercializador el aparato denominado neurestimulador, el cual era de aplicación exterior, o sea no invasivo, generándose la neuroestimulación mediante corriente eléctrica.Según nos explicaron en su momento la sociedad constituída había comercializado ya 1.500 aparatos neuroestimuladores en Alemania, y se preparaba para poder comercializar sus aparatos en otros países de Europa, España entre ellos, para lo que solicitaría autorización a las autoridades sanitarias correspondientes.

Desde entonces no hemos tenido noticias ni sobre el neuroestimulador Jülich ni sobre su comercialización en España, por lo que suponíamos que lo que nos habían explicado no había prosperado por motivos desconocidos para nosotros. Tampoco hemos tenido nuevas informaciones de esta terapia en las webs de diversas asociaciones de afectados por tinnitus que consultamos regularmente. Ahora tenemos noticias de un nuevo centro médico, y cumpliendo con nuestro objetivo de informar a nuestros socios, publicamos lo que sigue.

DET NORSKE LEGENSENTERET es un centro médico de origen noruego con personal médico internacional, en el que se desarrollan terapias propias de la práctica médica. Cuenta con un área para el desarrollo de programas basados en neurociencias aplicadas a diferentes líneas de trabajo, entre las que se encuentran programas específicos para el tratamiento del tinnitus.

Está aceptado, tanto por investigadores como clínicos, que el tinnitus crónico se debe en una inmensa mayoría de casos a una hiperactividad neuronal anormal en el área del cerebro que procesa los sonidos, que el cerebro interpreta como un sonido fantasma que no existe: el tinnitus, que transmite a los oídos que es donde lo percibe el paciente, aunque hay pacientes que refieren que su tinnitus lo perciben en la cabeza.

Cualquier terapia dirigida a eliminar esta hiperactividad, si lo consigue, puede tener éxito en el tratamiento que permita eliminar el tinnitus o, por lo menos, reducir la intensidad del ruido percibido.

Hace ya unos años que existen investigaciones para establecer un protocolo en la utilización de neuroestimulación transcraneal para tratar la referida hiperactividad, que puede ser eléctrica o magnética.

El método científico seguido se basa en el esquema siguiente: 1. Anamnesis (historia clínica) del paciente; 2. Mapeo cerebral utilizando espectroscopia de infrarrojo cercano; 3. Determinación de las áreas del cerebro que se deben inhibir; 4. Aplicación de estimulación, sea eléctrica o magnética a decidir a la vista del área cerebral en la que se debe realizar el tratamiento. Este tratamiento tiene una duración entre 20 y 30 minutos, y el número de sesiones se establece según la evolución del paciente, señalando que un número mínimo de 20 sesiones suele ser lo habitual para percibir la mejoría.

El mapeo es la determinación de un mapa del cerebro en el que se observan las áreas que, en el caso del tinnitus, tienen una hiperactividad anormal.

El efecto tanto de la neuroestimulación eléctrica transcraneal como el de la magnética transcraneal se alcanza con su aplicación regular y repetida, y consiste en incrementar la plasticidad cerebral que permita inhibir la hiperactividad registrada en el área que procesa los sonidos. Ambas neuroestimulaciones son no invasivas.